Vicente Carreto De la Mora

Presidente Nacional 1965

Tuvimos, en 1965, un año pleno de retos y enormes satisfacciones al frente del IMIQ. El 17 de octubre de 1965 inauguramos los trabajos de la Primera Convención Mundial de…

Tuvimos, en 1965, un año pleno de retos y enormes satisfacciones al frente del IMIQ.

El 17 de octubre de 1965 inauguramos los trabajos de la Primera Convención Mundial de Ingeniería Química, organizada por el IMIQ bajo el tema de “La Ingeniería Química en el Desarrollo Industrial de los Países”. Esta Primera Convención Mundial tuvo como objetivo principal llamar la atención de los ingenieros químicos hacia los problemas técnicos mundiales más críticos, que parecían desafiar nuestra capacidad para resolverlos. La utilización económica y conservación de los recursos naturales, la necesidad de aumentar la producción de alimentos, resolver los problemas de contaminación de la atmósfera y del agua y la ayuda técnica a los países en desarrollo, son ejemplos de esos problemas críticos que ya requerían nuestra participación.

Hoy parece natural que haya sido el IMIQ quien tomara la iniciativa en identificar estos problemas y marcar nuestra responsabilidad técnica y social para resolverlos. Sin embargo, sin la visión de nuestros socios fundadores, su entusiasta apoyo y su incondicional entrega, la organización de este evento nunca hubiera sido posible.

Tuvimos también la inolvidable experiencia de haber organizado, en colaboración con la Asociación Mexicana de Ingenieros Mecánicos y Electricistas, la Segunda Exposición Industrial Electromecánica y Química, durante todo el mes de octubre de 1965. Dos profesiones distintas, dos industrias diferentes se presentaron unidas, en un hecho sin paralelo en nuestro país, con un formidable éxito. Esa ocasión fue propicia para afirmar que los técnicos mexicanos sabemos que la técnica debe estar al servicio del hombre.

 

 

 

 


Archivos