Guillermo García Cano -Toledo

Presidente Nacional 1978

Iniciamos el año con gran expectativa y entusiasmo. Nuestra toma de posesión marcó el inicio del año vigésimo de nuestro Instituto, coincidiendo con la toma de posesión simultánea de la Sección Local Número Veintiuno, la México-Centro, acto histórico que simbólica y efectivamente le confirió a nuestro IMIQ categoría y estatus de “mayoría de edad”.

La voluntad mayoritaria, con la lógica excepción de unos cuantos votos en contra, libremente expresada en referéndum nacional, terminó con la incongruente anomalía de tener dos clases de miembros: los de las Secciones Locales y los “del Nacional”. Todos somos, desde entonces, de Secciones Locales, sin ninguna diferencia. Esto permite tener un IMIQ Nacional, más unificado y fuerte, formado por igual por todas sus Secciones Locales.

Los problemas prácticos de la implementación de la coexistencia de las Directivas de la Sección México-Centro y del Comité Ejecutivo Nacional, fueron en verdad mínimos, gracias al esfuerzo genuino de armonizar y colaborar, y a la ausencia de celos jerárquicos, en todos los niveles. Ambas Directivas demostramos con hechos, que si bien lo ideal son reglas del juego precisas y claras, la buena fe y la buena voluntad pueden, en gran parte, suplirlas.

Tengo una convicción. Nuestro Instituto nos necesita y nos sigue esperando. Demos a las nuevas Directivas, además de nuestros mejores deseos, nuestro esfuerzo y nuestro apoyo. Hago votos porque hoy compartan esta convicción conmigo, que siento es de gran actualidad.

 

 

 

 

 

 

 


Archivos