Enrique Chavez-Peon Medina

Presidente Nacional 1970

Función Social del Ingeniero Químico

“Debemos reflexionar sobre el crecimiento demográfico nacional, que estando entre los más altos del mundo, nos va convirtiendo en una sociedad masiva… Se está produciendo el fenómeno de las grandes concentraciones urbanas. Las ciudades crecen a un ritmo mayor que el crecimiento demográfico, y la dispersión de la población rural, permanece. México contiene sectores desarrollados, subdesarrollados y sectores que no han sido ni siquiera incorporados a la cultura y economía nacionales.

El desarrollo de México tiene aspectos muy positivos. Pero los problemas, como el del campo, siguen presentando un inmenso desafío a la responsabilidad de los que tienen en México el privilegio de la educación profesional, el privilegio de la tecnología y el de dirigir los medios de distribución y producción.

Nuestro Instituto se abocará, en el inicio de la década de los setentas, a seguir estudiando los problemas socioeconómicos y a ofrecer soluciones a los mismos. Nos proponemos seguir adelante con esta filosofía y aplicar nuestras energías a un estudio profundo y permanente de las carencias prevalentes en nuestra sociedad, y el papel que debe desempeñar el Ingeniero Químico en la producción de satisfactores que extiendan los beneficios de la tecnología a la totalidad de nuestra población. Las carencias nacionales que requieren el esfuerzo inmediato, son, desde luego, las necesidades básicas, como el alimento, el vestido, la vivienda y las comunicaciones. Analizar las industrias alimentaría, textil, de la construcción, y otras, permitirá al IMIQ ofrecer las soluciones viables para hacerle frente a las demandas de la población a corto, mediano y largo plazo.”

 

 

 


Archivos