Ricardo Trujillo Cabrera

Presidente Nacional 1992

A finales de enero de 1992, en una tradicional ceremonia, llevamos a cabo el cambio de Mesa Directiva, integrada por un grupo de distinguidos profesionales, quienes llenos de optimismo, nos…

A finales de enero de 1992, en una tradicional ceremonia, llevamos a cabo el cambio de Mesa Directiva, integrada por un grupo de distinguidos profesionales, quienes llenos de optimismo, nos comprometimos a desarrollar el programa de operaciones del año, con el propósito de reactivar la participación de la membresía, y lograr una mayor presencia del ingeniero químico dentro de la gran problemática que se nos avecinaba con la firma del Tratado de Libre Comercio, y con las nuevas condiciones a que estarían sujetas nuestras industrias química y petroquímica ante la globalización y apertura de mercados.

Nuestro programa de trabajo fue elaborado con la colaboración, siempre entusiasta, de los integrantes de la Mesa Directiva, para darlo a conocer oportunamente a nuestra membresía, buscando su participación y para evitar la duplicidad de eventos similares, efectuando eventos conjuntos con algunas Secciones Locales y otras asociaciones profesionales, con objeto de optimizar los recursos técnicos y económicos.

Las áreas prioritarias que tratamos de cubrir, fueron seleccionadas de entre las de mayor impacto en nuestro plantel productor: alta eficiencia y productividad, con una cultura ecológica que logre el abatimiento de contaminantes. Las actividades más importantes, en consecuencia, fueron las Conferencias Magnas, organizadas por Alejandro Villalobos H., donde se trataron los temas de Calidad Total, Reto de la Industria, Análisis de Riesgos y Prevención de Accidentes, entre otras.

Sin embargo, nuestro mayor reto fue la organización de nuestro máximo evento, la XXXII Convención Nacional cuyo lema principal fue “Retos ante la Globalización y Apertura de los Mercados”, en la Ciudad de Puebla.